Alimentación de las ardillas listadas

Autor: La Manchuela 

Alimentación

Ardilla listada

Las ardillas listadas son animales omnivoros, pero principalmente vegetarianos, y por tal motivo en la familia de los roedores, incapaces de digerir el hidrato de carbono que se haya presente bajo forma de celulosa. Si bien los roedores no tiene los complejos sistemas de los estómagos de otros vegetarianos, cuentan con un grupo de bacterias que se ocupan de esta labor. Estas bacterias poséen las enzimas celulasas, que se encargan de descomponer la celulosa y que se encuentran en los sáculos del intestino grueso.

Debido a que en algunos roedores no se halla la vitamina B12 de forma directa, la sistetizan mediante bacterias del colon, ingiriendo de nuevo la comida parcialmente digerida después de haber sido expulsada por el ano. Si observamos que nuestra ardilla digiere su materia fecal (este acto se conoce con el nombre de coprofagia), debemos tener en cuenta que es necesario para su salud.

Su dieta básica se compone de semillas, frutos secos y cereales, complementada con fruta fresca y hortalizas. En estado salvaje, se alimentan de nueces, avellanas, fruta, grano, piñones, raices e incluso pequeños animalillos e insectos.

En las tiendas de animales disponemos de mezclas variadas formuladas específicamente para ellas (los de las ardillas no son los mismos que para los hamster) que suelen tener una composición equilibrada y que cubren las necesidades alimenticias de nuestra mascota, para evitar carencias nutricionales. Podéis ir probando al principio con varias marcas hasta que veamos cual es la que más le gusta. Observad cuales son los gustos y preferencias de nuestras ardilla.

Estos compuestos deben ser complementados esporádicamente con piñones, almendras, avellanas, higos secos, pasas, ciruelas, etc, aunque con cuidado ya que estos últimos alimentos tienen un alto nivel en grasas, que serán necesarias para que puedan sobrevivir en las estaciones más frías, por lo tanto aumentaremos esta cantidad si nuestra ardilla vive en una jaula al exterior. Aparte deberemos proporcionarles frutas, verduras (con moderación) e incluso algún trozo de galleta de vez en cuando. Les gusta mordisquear trozos de pan duro.

Cualquier alimento que lleve cáscara, ayudará a nuestra ardilla al desgaste de sus dientes. En mi caso, los cacaos y las pipas (siempre sin sal), nueces y avellanas. Si observáis que no pueden romper su cáscara, partirlas un poco para que el resto del trabajo lo hagan ellas, y así fortalecer su dentadura.

Como complemento al compuesto que compremos le podemos suministrar además:

Trigo, avena, cebada Ricos en vitamina E.
Maiz Alto en calorías: Bueno para invierno y otoño, bajar la dósis en verano.
Pipas de girasol (sin sal) Ricas en vitamina E y aceites vegetales.
Pipas de calabaza
Trozos de algarroba
Cacahuetes y cualquier tipo de frutos secos: piñones, almendras, nueces, avellanas. Proporcionar como golosina, pero sin sal.
La lechuga y similares Altos en agua y vitaminas, no excederse, las de color blanco tienen menos valor nutritivo que las verdes.
Frutas y Verduras. Lo más maduras posible.
Galletas, pan duro, rosquilletas, etc. Proporcionar como golosina.
Lombrices y huevo duro.

No abusar de los alimentos tipo golosina para evitar animales obesos, si observamos que engorda, la única solución es aumentar sus paseos diarios para que rebaje calorías haciendo deporte. Las golosinas se utilizarán sobre todo en el proceso de la domesticación para ganarnos su confianza. Agua: ser constante en el cambio diario de agua, y cuidado con las aguas duras.

Nuestra ardilla nos agradecerá que le cambiemos continuamente el alimento para evitar la monotonía, si no, imagínate comiendo tú siempre lo mismo. Observaréis que suelen esconder comida en algún rincón de la jaula y en su casa, e incluso cuando las dejéis sueltas para su paseo diario, lo harán si tienen oportunidad. Al igual que todo animal que hiberna, se dedica a recolectar el alimento para llenar su despensa y estar preparado para el invierno. Observaréis que no llegan a comerse todo lo que le dáis, sino que se lo esconden en unas bolsas internas que tienen en sus mejillas, depositando posteriormente el alimento en su casa. Cuando le limpiemos la casa, tenemos que retirar la comida, para evitar que se pudra, pero dejando siempre un poquito.

Pondremos en su comedero la cantidad de comida que utilizará como máximo en un par días y nos encargaremos de reponérsela continuamente, así le haremos comprender que somos su fuente de alimento y reforzaremos nuestros lazos de amistad. Tened en cuenta la cantidad para que no engorden demasiado, caso de que ocurra esto, debemos forzarla a que haga más ejercicio, dejándola salir de su jaula durante más tiempo.

Observaremos también la pérdida de pelo o piel, ojo que no estén brillantes, síntomas de alguna enfermedad. No suelen contraer muchas enfermedades, a no ser que les proporcionemos comida en mal estado o en exceso.

Para beber proporcionaremos agua fresca que cambiaremos a diario.


Opina en nuestro foro