El Cardenalito de Venezuela - Parte II

Autor:  Jose  María  Página Web: » Cardenalito de Venezuela

Cardenalito de Venezuela


Se alimentan de semillas, flores, de una gran variedad de hierbas salvajes, frutas y de pequeños insectos, a menudo en el borde de los bosques, pero siendo su dieta básica las semillas se le define como granívoro.
Las temperaturas de su hábitat son constantes durante todo el año, entre 18 y 22 grados centígrados y la humedad baja. La franja de altitud más habitual de su hábitat oscila entre los 300 y 1000 metros.
Las estimaciones actuales varían desde un mínimo de 600-800 ejemplares en toda Venezuela, hasta alrededor de 4.000 de las fuentes más optimistas. Estas fuentes más optimistas datan de hace 8 años y puesto en contacto con ornitólogos venezolanos me han comunicado que la observación del cardenalito en estado salvaje es actualmente mucho más difícil que hace 6 o 7 años, tan difícil que realmente es un milagro verlo y una gran suerte oírlo. Quizá la cantidad de cardenalitos salvajes en el año 2.000 podría situarse entre los 1.500 y 2.000 ejemplares, aunque es de temer que dentro de 5 años sean muchos menos ya que los pájaros salvajes capturados, se venden dentro de Venezuela por supuesto que ilegalmente a precios más altos que los criados en cautividad en Europa.
En Venezuela, un cardenalito salvaje de captura puede llegar a venderse entre 200 y 350 $ USA. Los pocos que se llegan a criar en cautividad en ese país se los quedan los propios criadores y no se desprenden de ellos.
El cardenalito en estado salvaje inicia la cría en la época de lluvias (invierno) y dado las condiciones climática de la zona, hace normalmente una sola nidada; las parejas que inician una segunda nidada suelen fracasar y esto es otro problema añadido a la deforestación y capturas ilegales.

Desde el año 1.952 y ha petición del gobierno venezolano ha estado clasificada como amenazada, y en el Libro Rojo Internacional se le clasifica en peligro, requiriéndose para su supervivencia de acciones urgentes. Su decadencia es vertiginosa y su extinción inevitable en un período corto de años.

La protección de aves tiene lamentablemente un serio inconveniente: hace subir el precio de los ejemplares, ya que la demanda es muy superior a la oferta, se convierten en piezas de coleccionimo y llega a ser el negocio de algunos desalmados.La solución a este problema es que los países del continente americano faciliten la entrada de ejemplares críados en cautividad y debidamente anillados. Los ejemplares criados en cautividad en Europa son más económicos y resistentes que los salvajes y además se reproducen con facilidad en cautividad.LA SOLUCIÓN ES ASÍ DE SENCILLA, CRIAR PARA PROTEGER Y ASÍ EVITAR QUE LA CAPTURA ILEGAL SE CONVIERTA EN UN NEGOCIO.

<<Anterior   [1]  [2]  [3]  [4]  [5]    Siguiente>>

Libros recomendados

AVES DE EUROPA S 27.00


AVES DE LA PENINSULA IBERICA 35.46