La Tórtola Turca

Autor:  Alejandro Martín  Ríos  Página Web: » Avicultura

Tórtola Turca

Nombre científico: Streptopelia risoria

Nombre común: Tórtola Turca

Medida: 28 cm.

Descripción

Su tamaño es de unos 28 centímetros. Hay dos variedades de color, la marrón con una ligera tonalidad gris y la blanca. Ambos sexos son iguales en colorido. El macho se distingue de la hembra en que arrulla.

Alimentación

Se alimenta de trigo, mijo, avena, alpiste y arroz integral. También aceptan cañamón de buen grado.

Emplazamiento

El mejor lugar para instalar a esta tórtola es una pajarera tanto de interior como de exterior. Aunque puede permanecer todo el año en una pajarera exterior todo el año, es conveniente refugiarla en invierno en una pajarera interior. Si la pajarera tiene arbustos y plantas abundantes se sentirá más a gusto. Hay que proporcionarle siempre que se pueda agua para que se bañe, tanto en invierno como en verano.

Comportamiento

Es un ave muy sociable, que se puede instalar con otros pájaros exóticos pequeños. A veces pueden surgir peleas entre machos si la pajarera es pequeña, aunque pocas veces llegan a consecuencias graves. Puede llegar a ser muy confiada y se puede llegar a posar en la mano por sí sola, únicamente por curiosear.

Cría

la tórtola turca cría durante todo el año, auque mucho mejor en primavera, al igual que casi todos los pájaros. Es bastante fácil criar a estas aves si se les proporciona el nido adecuado. Éste será una cesta de medidas 15 x 20 centímetros. La hembra pone dos huevos en días seguidos. Los polluelos nacen a los 16-18 días de incubación y abandonan el nido a las tres semanas, aunque si sólo hay un pollo suele abandonar el nido cuando todavía no le han salido todas las plumas. A las 5-6 semanas los pollos son completamente independiente
A veces se juntan dos o tres hembras en el mismo nido para poner sus huevos. Esto puede ocasionar que los huevos acaben en el suelo, porque cuando se mueven los golpean con las patas intentando ponerse en una buena posición para incubar.

Aunque rellenan muy pobremente el nido luego aceptan gustosamente que con la mano les pongamos palitos a su alcance cuando están dentro del nido. Con paciencia se puede conseguir que rellenen el nido bien, pues a medida que se le van entregando palitos en el pico, la hembra los va poniendo en su sitio, hasta completar el círculo de ramitas característico de los nidos de tórtolas.

La época en la que mejor crían es en primavera.

Libros recomendados

AVES DE EUROPA S 27.00


AVES DE LA PENINSULA IBERICA 35.46