El xifo

Autor: animalls.net  Página Web: » Animalls.net
Xifo

Nombre común: Xifo
Nombre científico: Xiphophorus helleri
Distribución: La especie tratada vive en las aguas dulces en una ancha franja comprendida entre Méjico y Costa rica.


Descripción

Pez perteneciente a la familia Poeciliidae. Esta familia esta formada por peces ovovivíparos que habitan las aguas dulces desde el sur de Estados unidos hasta el norte de Argentina.
Con el nombre de xifos se designa a un grupo de peces cuya característica más sobresaliente es la presencia en los machos de una prolongación de los radios inferiores de su aleta caudal, formando una especie de espada (de hay el nombre científico del genero que significa portaespada).
Actualmente, los xifos que encontramos en el mercado están hibridados en gran medida con los platis. Tiene como resultado híbridos fértiles. Esta hibridación fue empleada por los criadores como una forma rápida de obtener variedades de color. Como consecuencia, los xifos de acuario son más pequeños que sus parientes salvajes, y sus "espadas" son más cortas.
Como curiosidad puede mencionarse que estos peces han sido utilizados en laboratorio en estudios relacionados con el cáncer debido a su tendencia a desarrollar tumores (melanomas) en aquellos peces con coloración negra más o menos extendida ( a más color negro mayor probabilidad de desarrollar tumores).
La especie más común de xifo que podemos encontrar en el comercio es X. Helleri, pero no es la única. Existen al menos otras 5 especies de portaespadas que son:

  • X. moctezumae
  • X. pygmaeus
  • X. nigrensis
  • X. cortezi
  • X. clemenciae

Como ya hemos señalado prácticamente la única especie que encontramos en el mercado es X. helleri, y ni siquiera suelen ser ejemplares puros, sino que están hibridados con platis. Por esto, y puesto que los cuidados son idénticos para casi todas las especies nos centraremos en X. helleri.
Los ejemplares salvajes de esta especie miden unos 10 cm los machos y unos 12 las hembras, con una boca supraterminal y una única aleta dorsal. Tienen una línea lateral muy marcada y como ya hemos mencionado en los machos los radios inferiores de su aleta caudal se prolongan en forma de espada. El tipo salvaje de X. helleri es un pez de color verdoso azulado, con una línea roja muy marcada en los laterales y la espada amarilla bordeada de negro. La historia de este pez es curiosa. El naturalista Karl Heller, es enviado a principios de 1840 a recolectar plantas para el Jardín Botánico de Viena a la zona tropical de Méjico (estado de Veracruz). Heller además de recolectar especímenes vegetales captura pequeños animales. En un riachuelo a una altitud de 1200 m, cercano a la ciudad de Orizaba, Heller encontró unos curiosos peces, conservó un ejemplar en formol y de vuelta tras la expedición le entregó al ictiólogo Jacob Henckle el animal para identificarlo. Henckle quedó sorprendido por la belleza del animal, y a la hora de inscribirlo en el registro de nuevas especies en el año1848 le dio el nombre de su descubridor (helleri es la forma latina de Heller). A principios de este siglo, y coincidiendo con el descubrimiento de gran cantidad de ejemplares de estos peces en Honduras y Guatemala por parte de Seth E. Meek, se suscita el interés de los importadores. En 1909 llegan los primeros ejemplares vivos para el comercio a Europa. Poco después comienza un boom en los Estados Unidos, a donde llegaron estos peces desde Alemania (y no desde su país de origen, mucho más cercano). En 1922 un aficionado llamado Silver consigue los primeros xifos rojos (aún no se sabe como). Desde entonces no han hecho más que aparecer nuevas variedades Actualmente hay gran cantidad de variedades, con colores que van del rojo al negro pasando por el verde, amarillo, blanco...distintas distribuciones de manchas y formas de aletas. En todos los poecilidos, y para variar sobre lo que es costumbre en el mundo de la acuarología, lo sexos son fácilmente diferenciables. En primer lugar los machos son más pequeños que las hembras, en segundo lugar, su aleta anal se ha diferenciado para dar lugar a un órgano copulador tubular denominado gonopodio. Además y en el caso de los Xifos, son únicamente los machos los que tienen "espada". Los xifos han colonizado todo tipo de aguas, desde ríos a marismas pasando por lagunas rocosas e incluso cenotes, desde el nivel del mar a los 2000 m. La mayoría de las especies gustan de aguas de curso más bien lento, pero X. clemenciae vive en cursos de aguas rápidas.