Temperatura y alimentación

Autor:  María Laura  Cometta  Página Web: » Reptil Baires

Temperatura

El gradiente de temperatura ideal es esencial para mantener una serpiente saludable. La temperatura durante el día debe mantenerse entre 28º y 32º C, con un área de reposo a unos 32º - 35º C. Durante la noche, la temperatura debe estar entre 18º - 22º C. Para mantener dicha temperatura, se pueden utilizar piedras calefactoras o planchas calentadoras (en buen funcionamiento). Si se necesitan más fuentes de calor, se pueden usar spots o bulbos cerámicos que estés fuera del alcance del animal. Recomendamos utilizar uno o dos termómetros dentro del terrario para asegurar un control preciso de la temperatura. La humedad ideal es del 50% - 60%. Si se coloca un recipiente con agua dentro del terrario no será necesario rociar al animal, salvo cuando esté por cambiar su piel.

Alimentación

Primero hay que permitir que la serpiente se aclimate durante un par de semanas. Luego, comenzaremos a ofrecerle el alimento. La regla de oro es no ofrecer presas más grandes que la parte más ancha de la serpiente. Los ejemplares pequeños serán alimentados con lactantes de rata, los animales más grandes, con ratones adultos, y cuando son adultos con ratas pequeñas o medianas. Ocasionalmente, siempre y cuando tenga el tamaño adecuado, se le puede ofrecer un pollo pequeño o una codorniz, ya que en la naturaleza suelen comer aves. Es muy importante ir conociendo a nuestro animal para saber cuando tiene hambre y cada cuanto debemos ofrecerle comida. Es muy fácil sobrealimentar a las serpientes en cautiverio y tienden a ponerse obesas, lo que implica un riego para su salud. Alimente lo suficiente para mantener al animal sano, no obeso. En cuanto al ciclo de alimentación, depende mucho de cada animal, pero generalmente comienzan alimentándose una vez cada 7 u 8 días y a medida que crecen se pueden espaciar más las comidas hasta llegar a una vez cada 10 a 15 días. Después de cada comida, se debe dejar al animal tranquilo, sin tocarlo y sin siquiera meter la mano en el terrario, durante tres o cuatro días, ya que este es el tiempo que le toma digerir y asimilar la comida. De lo contrario podría regurgitarla y tener problemas. Si la serpiente mata al animal de alimento y no lo come, puede responder a que no desea comerlo o que dicha presa es demasiado grande. Otro caso es que la serpiente tarde demasiado en atacar a la presa y ésta comience a atacar a la serpiente. De ser así se debe retirar la presa del terrario inmediatamente. Si una boa rechaza el alimento durante varios meses y comienza a perder peso significativamente es necesario consultar a un veterinario de reptiles.

Otros

Despúes de permitir que la boa se adapte a su nuevo hogar, conviene comenzar a tomarla y sostenerla gentilmente. Esta especie es, en general, dócil y raramente ataca, de todos modos siempre hay que estar atento al manipularla. El contacto diario establecerá un nivel de confianza entre la serpiente y su dueño, por lo que hay que ser persistente. Una vez que el animal se siente cómodo en manos de su dueño se lo puede llevar por la casa. ¡Pero cuidado!¡Nunca se debe bajar la guardia ni estar demasiado confiado! Estos animales son imprevisibles por lo que hay que mantenerles cierto respeto. Si la boa comienza a enroscarse alrededor de nuestro cuerpo, sin perder la calma debemos ir desenroscándola suavemente. Recuerde no realizar nunca movimientos bruscos. Las serpientes pueden fácilmente tener parásitos, algunos de los cuales pueden no sólo enfermar o matar al animal, sino también ser transmitidos a humanos u otros animales. Por eso es recomendable un estricto control en este sentido. Un problema común en las serpientes es la retención de muda en los ojos. Esto se detecta si luego de una muda el o los ojos se ven opacos o borrosos. Ante tal situación el animal probablemente se niegue a comer. Lo que se debe hacer es dar a la serpiente un baño de agua tibia. Si en 24 horas la retención no se pierde, consulte a un veterinario de reptiles.

<<Anterior   [1]  [2]    Siguiente>>