¿Qué es una serpiente?


por: Uri Ojeda E-mail:
web: Wikilearning

Las serpientes son reptiles (Clase Reptilia) que pertenecen al orden Squamata (suborden Serpentes), con un cuerpo alargado y cilíndrico desprovisto de extremidades, delgado o grueso, con tamaños muy variados que van desde los 10 cm (serpientes ciegas) hasta los 10 m (boas y pitones). Son ectotérmicos (a veces mal llamados de “sangre fría”), lo que significa que su temperatura interna varía con la temperatura del medio. La cabeza puede ser cilíndrica, triangular o aplanada, los ojos no tienen párpados y mudan de piel más de una vez al año.

La clase Reptilia comprende diversos grupos, entre los que se hallan las Tortugas, Cocodrilos, Lagartos (a los que también se les llaman lagartijas), Tuátaras, Anfisbénidos y Serpientes, las cuales se diferencian de los grupos restantes por una serie de características bien específicas.        

 Diferencias con los lagartos (Orden Lacertilia). Las serpientes son animales que no tiene extremidades, sin embargo dentro de la misma clase existen grupos de lagartos que tampoco las poseen (o están muy reducidas) y no por eso son serpientes, en específico hablo de las especies pertenecientes a la familia Scincidae (como la escíncela roja, Sphenomorphus assatus ) y Gimnophthalmidae (como la lagartija dorada, Gymnophthalmus speciosus). No obstante, aunque estas lagartijas sin patas parezcan serpientes, existen otros contrastes.

Por ejemplo, todas las serpientes poseen una lengua bífida (dividida en dos partes) que baten con vigor con el fin de recoger cualquier rastro de olor en el ambiente, y aunque hay lagartos que también la poseen (como el dragón de Cómodo, Varanus komodensis ) esta condición no se presenta en todos ellos, basta con ver la lengua de un gecko ( Hemidactylus frenatus ).

A diferencia de los lagartos sin patas (con quienes ocurren las mayores confusiones), las serpientes no tienen parpados (cosa que sí tienen aquellos), y del mismo modo las serpientes presentan una sola línea de escamas anchas sobre el vientre y la cloaca se encuentra en posición transversa. Y finalmente ha de hacerse notar que las serpientes son virtualmente sordas, ya que no tienen tímpanos, y en su lugar una serie de huesos ubicados en la base de la mandíbula inferior sienten las vibraciones de los otros animales (incluido el hombre) que también andan en el suelo.

Diferencias con los anfisbénidos (Orden Amphisbaenia). Lagartos, Serpientes y Anfisbénidos pertenecen al mismo Orden (Squamata), y aunque comparten muchas características los anfisbénidos tienen las escamas en forma de anillos que dan diversas vueltas en todo el cuerpo, sus ojos están muy atrofiados y la cabeza es muy difícil de diferencias de la cola. Además, sus hábitos son preferentemente fosoriales.

Diferencias con los cocodrilos (Orden Crocodylia), Tuátaras (Orden Ryncocephalia) y Tortugas (Orden Testudines). Aquí las diferencias son obvias, pero la más evidente es que los tres grupos anteriores tienen cuatro extremidades funcionales, no así las serpientes.

Sin embargo, y aunque hay registros fósiles de serpientes con extremidades posteriores e inferiores muy rudimentarias, así como espolones en las especies de boas y pitones, tales patas ya no sirven para la locomoción.

Diferencias con las cecilias (Clase Amphibia, Orden Gymnophiona). También suele confundírsele con las serpientes, pues a pesar de pertenecer a otra Clase y Orden, las cecilias tampoco tienen patas y la forma de su cuerpo contribuye a tal desorientación.

Empero, en realidad no es tan difícil notar la diferencia: las cecilias, por ejemplo, tienen los ojos muy reducidos, o a veces no los tienen, y lo principal: no tienen escamas, pues como son anfibios su piel es lisa y húmeda. Además, las cecilias no ponen sus huevos en tierra, debido a que la cubierta coriácea (el cascarón) característica de un reptil -o una ave- no está presente en sus huevos.


Opina en nuestro foro