Alimentación e higiene

Autor:  María Laura  Cometta  Página Web: » Reptil Baires

Alimentación

El tegu colorado es un animal muy voraz, con apetito prácticamente insaciable. Comerá lo que se le ofrezca en las cantidades que se le provea; pero son particularmente propensos a la obesidad, y esta condición es muy nociva para su salud. Si se observa un animal con el vientre demasiado abultado y con los pliegues de la piel característicos de los flancos estirados, es necesario que se reduzca la ingesta y su frecuencia. Es preferible dejarlos con un poco de hambre que alimentarlos en exceso. Estos animales son muy bruscos a la hora de comer, y por consiguiente, poco higiénicos. No es raro que dispersen la comida por el suelo y la pisoteen. Los platos de plástico para perros pueden resultar muy útiles en este sentido. Una vez que el animal haya comido todo, se retira el plato y se limpia la suciedad y los restos ya que pueden generar la proliferación de bacterias. Los animales pequeños (menos de 6 meses) deben ser alimentados día por medio, luego se los alimenta 3 veces por semana y de adultos deben comer cada 3 o 4 días. Esto es meramente una guía, pero cada animal puede tener sus costumbres por lo que esto puede variar un poco.
Los tegus pequeños en crecimiento deben alimentarse de insectos de criadero (ya que no contienen restos de insecticidas o pesticidas), pienso para gatos, ocasionalmente, ya que ocasiona diarrea, huevo duro en pequeños trozos suplementado con vitaminas, manzana, banana, tomate y zapallito de vez en cuando.
Para animales de más de 50 cm. de longitud (incluida la cola), además de los alimentos mencionados se recomienda agregar a la dieta presas vivas. Pueden ser ratones o pollitos de tamaño adecuado; la regla de oro es que el tamaño de la presa no sea mayor que el largo de la cabeza ni más ancha de la mitad del ancho de la misma. Además consideramos beneficioso ofrecer regularmente frutas y verduras, especialmente aquellas ricas en vitamina C (no cítricos) como el kiwi y la manzana, ya que esto ayuda a evitar los problemas durante la muda de piel.
Los animales pequeños deben recibir suplementación de calcio y vitaminas para reptiles (Tetra ReptoCal y ReptoLife) en todas las comidas. Los adultos deben recibir la suplementación una vez por semana aproximadamente. En el terrario debe haber, como ya dijimos, un recipiente con agua limpia y fresca para que el animal pueda beber.

Higiene

Es importante mantener la higiene dentro del terrario ya que es otro punto clave para la tenencia de reptiles en cautiverio. Los tegus en particular son animales “desprolijos” y defecan en cantidades increíbles, por lo que este aspecto debe ser mejor cuidado aún. Si el recinto del animal se encuentra en malas condiciones sanitarias, con restos de orina, materia fecal y comida, el agua está sucia, etc. se genera la proliferación de bacterias y gérmenes que ponen en riesgo la vida del animal e, incluso, se pueden afectar la salud de su dueño. Recomendamos cambiar el agua todos los días o día por medio y lavar el recipiente con detergente (enjuagándolo bien antes de volver a colocar el agua). Los excrementos y la orina deben retirarse todos los días, así como los restos de comida. Si se mantiene una higiene diaria, solamente se tendrá que hacer una limpieza total del terrario 3 o 4 veces al año.

Otros

El macho se diferencia de la hembra por poseer un cuello más robusto, en forma de papada, con su cola mucho más ancha en su base y porque generalmente alcanzan mayor tamaño y corpulencia.
Los tegus salvajes (cazados de la naturaleza para la venta ilegal) son lamentablemente los más numerosos en nuestro mercado y suelen ser bastante más agresivos, sobre todo los adultos, que los criados en cautiverio. Recomendamos siempre tratar de adquirir animales de cautiverio.
Una vez adquirido el animal, resista la tentación de manipularlo. Deje que se habitúe durante algunos días a su nuevo hogar antes de comenzar a relacionarse con él. Una vez que comience a comer y a asolearse, empiece lenta y paulatinamente a manipularlo alrededor de 10 minutos diarios. Tenga en cuenta que son muy susceptibles al stress y no tomarán de buena gana tal atrevimiento al principio; incluso podrán morder. Una típica muestra de disconformidad es elevarse en sus cuatro patas, serpenteando la cola lentamente y bufando mientras infla y desinfla los pulmones. A medida que pase el tiempo y el animal crezca, la frecuencia del manipuleo debe incrementarse poco a poco, hasta que largos períodos fuera del terrario se conviertan en parte de su rutina diaria. Es importante comenzar con animales jóvenes, así las mordeduras y rasguños que puedan producirse no generarán más que un sobresalto. Con paciencia y manejo metódico, prácticamente todos los tegus se transforman en criaturas dóciles.

<<Anterior   [1]  [2]  [3]    Siguiente>>

Opina en nuestro foro


Libros relacionados

ANFIBIOS Y REPTILES DE LA PENINSULA IBERICA

autor: VV.AA. #
isbn: 8408027506
29.50

REPTILES ESPAÑOLES: IDENTIFICACION, HISTORIA NATURAL Y DISTRIBUCI ON

autor: SALVADOR, ALFREDO #
isbn: 8493209554
40.00

REPTILES Y ANFIBIOS: MANUALES DE IDENTIFICACION

autor: HALLIDAY, O'SHEA #
isbn:
36.00

MANTENIMIENTO EN CAUTIVIDAD DE REPTILES Y ANFIBIOS

autor: RUNDQUIST, ERIC M. #
isbn: 8425513243
34.00

ANFIBIOS E REPTILES DE GALICIA

autor: GALAN REGALADO, PEDRO # FERNANDEZ ARIAS, GUSTAVO #
isbn: 8475077226
25.24

A0 (GRANDES FELINOS; AVES; REPTILES)

autor: VV.AA. #
isbn: 842054258X
25.00

REPTILES Y ANFIBIOS: MANUAL DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

autor: DAVIES, VALERIE #
isbn: 8488893418
25.00