Control del dolor en perros

Autor: Mevepa  Página Web: » Mevepa

Control del dolor en perros

Para el alivio eficaz del dolor en perros se puede elegir un tratamiento local o una terapia analgésica sistémica. Las técnicas locales incluyen la infiltración del área quirúrgica, o, si se apunta con más precisión, al suministro nervioso a un área específica (bloqueo de la conducción, anestesia epidural). Los fármacos empleados actualmente para este fin incluyen, además de los anestésicos locales típicos como lidocaína o bupivacaína, también fármacos de la clase opiáceos o alfa-2 agonistas. Generalmente estos fármacos se administran juntos por vía epidural con analgésicos locales para obtener un alivio del dolor intenso y de larga duración.
Para el tratamiento analgésico sistémico, los fármacos más empleados son los opiáceos y los Anti Inflamatorios No Esteroideos (AINEs). Los fármacos alfa-2 agonistas se usan básicamente como sedantes/analgésicos en la premedicación, como alternativa a los analgésicos opiáceos.
Si bien los opiáceos proporcionan una analgesia intensa, su posibilidad de aplicación en la práctica clínica puede verse limitada por los efectos secundarios principalmente respiratorios, observados con los opiáceos agonistas tales como morfina, metadona, petidina y fentanilo. Además, la duración del efecto de estos agonistas opiáceos es relativamente corta (0,5-2 horas dependiendo del fármaco). Los opiáceos agonistas-antagonistas o agonistas parciales tales como buprenorfina o nalbufina son más adecuados para una terapia analgésica a largo plazo porque compatibilizan un efecto antagónico (es decir, reducción de la depresión respiratoria inducida por la morfina) con un efecto analgésico de larga duración (hasta 8-10 horas). Cuando el componente inflamatorio sea el predominante en una situación de dolor inicial y/o de mantenimiento, el fármaco de elección puede ser un AINE. Nos encontramos en un caso de este tipo tras una cirugía elegida, una vez transcurridas 24-48 horas (este periodo inicial suele cubrirse con, por ejemplo, buprenorfina). Hoy se puede disponer de muchos fármacos modernos de esta clase (carprofeno, ketoprofeno, meloxicam, vedaprofeno) cuyos registros de seguridad superan a los AINEs de "generaciones anteriores. Dichos AINEs pueden emplearse para el control del dolor post-operatorio o en casos de dolor crónico durante un periodo de tiempo variable (dependiendo del fármaco). Hay una excepción importante, carprofeno, que como consecuencia de su seguridad está registrado para su empleo en perros por tiempo ilimitado, tanto pre como post-operatoriamente.

<<Anterior   [1]  [2]  [3]    Siguiente>>